microtráfico

contrabando de ideas sobre música urbana

Cevladé: No soporto el trap

-1-

Cevladé trata de atrapar con su mano a la solitaria mosca que vuela por mi living.

Supongo que la cacería lo ayuda a mitigar el suplicio que debe ser mi selección musical, llena de personajes con trenzas de colores y tatuajes faciales.

Estamos aquí porque me dijo que no le gustaba el trap, así que le propuse una dinámica: escuchar trap juntos para capturar sus impresiones.

Nos juntamos el viernes 27 de abril a las once de la mañana.

Aplaudo a cualquiera que se anime a salir de su zona de confort de la forma en que lo hizo Cevla, uno de los mejores raperos de Chile y la clase atípica de músico que despeja su agenda para conversar sin ánimo de autopromocionarse.

-2-

Soy una de las miles de personas que rayaron con ‘Siempre triste’ de Gianluca. Me fulminó. A veces me llegan «alarmas de Gianluca» cuando saca algo nuevo, de parte de gente que cacha que mis gustos no se limitan a lo que cubro en Rockaxis.

Con el Cevla también aluciné, pero una década antes. Descubrir sus adaptaciones de Rimbaud, Baudelaire y Poe fue impactante. Recuerdo haber escrito de ellas con mucho entusiasmo en su momento. Sentía que le daba al rap chileno el peso intelectual que le faltaba.

– (Pongo el video de ‘Siempre triste’ de Gianluca) Cacha.

– Gianluca. A ese loco lo cacho de nombre.

– (Pegado mirando la tele y moviendo la cabeza).

– ¡Un Santa Helena!

– Sí, sale un Gato Negro igual.

La canción avanza, Gianluca canta «vino con fruta, vino tropical» y volteo a ver al Cevla. Está podrido.

– Páralo, porfa.

– Le queda poco ya.

– Qué bueno porque no daba para más.

– (Me río) ¿Qué opinai?

– Que no tenía mucho que decir aparte de «soy súper especial». Mi juicio de valor no es con la persona que escucha esto, sino con el loco. Eso de que nunca voy a tener un Panamera es muy chileno, chileno total, demasiado para mi gusto. Armando Uribe decía que nosotros usábamos mucho los diminutivos, el tecito, el permisito. El viejo creía que éramos así por vivir en una franja delgada de tierra azotada por terremotos y rodeada por la cordillera, y que eso hacía que anduviéramos tan pa’ dentro. ¿Y sabís lo otro que me pasó? Me pasó que no sabía si este loco estaba hueviando o no. ¿Siempre tropical, siempre triste? No sé si es en serio o no, no entendí lo que estaba pasando. Era como Colibritany o Planta Carnívora. Y musicalmente lo odié, era una paja.

-3-

Supe que a Cevladé le cargaba el trap durante unos intercambios que tuvimos por Twitter, y que fueron tomando vuelo hasta convertirse en un extenso posteo en su muro de Facebook y luego en esta junta. Entremedio, compartimos algunos links, como un video que explica cómo la introducción del tresillo al flow de los raperos gringos se convirtió en una base fundacional del trap, así como una encuesta sobre el origen del prefijo Lil en varios nombres actuales.

Andaba pensando en todos esos asuntos a propósito de la brecha generacional que venía notando dentro de la cultura urbana, muy acentuada por el surgimiento del trap y de música hecha por personas que crecieron con internet, que a mi parecer es el factor que hace la mayor diferencia entre una era y otra.

El quiebre se me hizo evidente viendo “Everyday Struggle”, un programa de debate que analiza noticias de la música urbana gringa y que tenía como panelista estrella a Joe Budden, un ex rapero de la década pasada con una tendencia a mirar a huevo a los más jóvenes y generar polémicas. El año pasado, Budden gritoneó en el set a Lil Yachty y casi se va a las manos con Migos en una entrega de premios. Por cierto, Quavo de Migos y Yachty después sacaron un tema que parodia a “Everyday Struggle” y tilda a Budden de hater y de vejestorio.

-4-

– Entre tanto Lil, ¿cachai a Lil Yachty?

– ¿Cuál es ése? ¿Es el más hueón de todos, cierto?

– Un moreno con trenzas rojas.

– Sí po, el más hueón de todos.

– (Me río y pongo ‘XO Tour Llif3’ de Lil Uzi Vert) Mejor este Lil.

– ¿Pixies se llaman los que cantaban ‘Where Is My Mind’?

– Sí.

– Esto se parece a Pixies.

– Es que Lil Uzi es otra cosa, Yachty es pura risa. Esta canción habla de drogas y de amigos muertos…

– Me recuerda a ‘Goodbye’, un viral de YouTube en el que salía un loco indio rapeando puras hueás tristes. Cuando lo vi, dije «pobre hueón que no tiene talento», pero ahora perfectamente podría ser algo como esto o como Gianluca.

Nota: El personaje del que habla se llama D4nny y, con esto me reí mucho, en su cuenta de YouTube tiene un cover de ‘XO Tour Llif3’.

-5-

– Una vez caché al Temptation no sé cuánto…

– Es Tentación nomás, en español. Se dice «ex ex ex tentación».

– XXXTentacion. Bacán el nombre del loco. Una vez estaba curao y vi un video suyo. Debo ser honesto: recuerdo que me gustó, lo encontré bacán, pero después busqué un poco más y era puro trap, así que lo abandoné.

– Ah, pero cacha esto (pongo ‘Jocelyn Flores’).

– ¿La canción se llama así? ¿Jocelyn Flores?

– Sí, es el nombre de una amiga suya que se mató.

– Está hueá está hermosa, hermano. ¡Esta hueá está hermosa! Igual no es trap-trap. Qué lata que música tan bacán salga de un culiao tan de mierda que le pega a su mina. Cacha que hice un magíster en literatura, que nunca terminé, pero tenía un ramo de crítica literaria comunista que se basada en hacernos entender que siempre hay que considerar al autor únicamente dentro del contexto socio político y cultural bajo el cual se generó la obra, pero me cuesta separar a la persona de todo eso.

Un par de meses después, mataron a XXXTentacion. Uno de los primeros con los que compartí la noticia fue Cevla. Como le comenté durante nuestra conversación, musicalmente era mi favorito de esta camada. Fue chocante que terminara asesinado a los 20 años sin cumplir el tiempo de cárcel que justificadamente le esperaba porque, luego de eso, hubiese tenido la oportunidad de reiniciar su vida fuera del círculo de violencia que siempre lo rodeó. Una injusticia doble.

-6-

– (Pongo ‘Rockstar’ de Post Malone).

– ¿Cachai la historia del ‘Scooby Doo Pa Pa’?

– No.

– Viene de un comediante que hace una caricatura riéndose de los clichés de la música urbana, tiene un video que se hizo viral, aunque tampoco está tan alejado de la realidad. Al final del tema este loco se pone a gritar «Scooby Doo pá pá». ¡De ahí salió la hueá! De una parodia hicieron una copia y eso es lo que vacilan ahora, ¿cachai? Es una orgía musical, todos con todos, no hay respeto. En el trap se da un fenómeno curioso que nunca había visto antes. Se normalizó por completo la costumbre de usar las instrumentales de otros y sacar exactamente el mismo tema de nuevo con otras voces.

– Es la industria actual. De hecho, el tema que estamos escuchando tiene una versión latina en la que sale Nicky Jam con Ozuna. Y es oficial, la puedes escuchar en streaming, te la puedes comprar…

– A mí me han dicho que me parezco a Post Malone.

– ¿Físicamente?

– Sí, a Post Malone y a Felipe Avello.

– (Me río) Puede ser… Igual, ¿no encontrai que sacar versiones de otros es básicamente lo mismo que se ha hecho siempre? ¿No es lo mismo que pasaba en la época de la Nueva Ola, ponte tú?

– Era distinto porque no había internet, no tenías cómo enterarte de que eran covers, las copias pasaban coladas. Ahora se puede saber, pero a nadie le importa, no hay ánimo de análisis ni de profundizar.

-7-

– (Pongo el video de ‘KEKE’ de 6ix9ine).

– A este loco lo vi en Instagram mostrando sus dientes de colores.

– Cachai que este amigo dice que es el nuevo Rey de Nueva York…

– (Se ríe) Bien por los cabros que hagan lo suyo. A mí me carga esta hueá, la detesto, pero estamos en el mundo para convivir, hermano. Hay montones de cosas que no me gustan, pero existen. Esto no es lo mismo que la apología al crimen que hace la Paty Maldonado, estos cabros están rapeando. Puras hueás, pero están rapeando.

– ¿Qué es lo que no te gusta, puntualmente?

– Lo que no me gusta es su pobreza en todo sentido. Una pobreza artística brutal. Musicalmente es muy sencillo hacer cosas así. Es un loop con un bajo, el sonido de la Roland TR-808, con baterías y teclados bien atmosféricos. Después viene la letra: erre con erre cigarro, erre con erre carril. Gucci Gang, Gucci Gang, Gucci Gang. Vendo pan, vendo pan, vendo pan. ¿Cachai?

– ¿Cero cercanía con esto?

– Generacionalmente estoy más cerca del grunge que de esto. Prefiero a Nirvana, Stone Temple Pilots o Pearl Jam.

De verdad le carga el trap y ya se está apestando. Estoy poniendo a prueba su paciencia, pero debo admitir que la incomodidad de la situación me parece extremadamente graciosa.

De todos los personajes ligados al trap que mencionamos en esta conversación, muchísimos más de los que aparecen aquí nombrados, solamente tuvo comentarios positivos para dos. Primero, DrefQuila: «No trapea puras hueás, tiene temas facilones y catchy, pero en general no rima “skrrt” con “prrt”, ¿cachai? Viene de la escuela del freestyle y trabaja con el Matz (manager de Dref, colaborador de Cevla) que es una eminencia con patas, así que obviamente algo bueno va a salir de ahí». Segundo, Nathy Peluso: «Ella es a toda raja, me gusta caleta».

-8-

Para matizar un poco, le pregunto qué discos de rap está escuchando. «La verdad es que yo no escucho mucho rap», contesta antes de mencionarme el último trabajo de Capaz Fernández, que trae un tema con Kase.O, al que admira porque «le viene a rayar la cancha a los locos nuevos. Habla harto de lo que estamos conversando, de la imagen, de la pose, de rapear puras hueás».

Se me ocurre que, si no soporta a la generación de los Lil, al menos debe tolerar a los actuales monarcas de la música urbana.

– ¿Te gusta Kendrick?

– Me vai a odiar, todos me van a odiar, pero no lo he escuchado. Sé que dicen que es el último gran baluarte…

– ¿Y Drake?

– Drake es buen meme.

– (Me río) Sí, aunque eso es totalmente intencional. ¿Cachai ‘Hotline Bling’, ese video en el que sale bailando?

– Sí, si no vivo en una burbuja, pero siendo honesto, no lo he escuchado con atención.

– Ese video está absolutamente diseñado para poder sacarle gifs.

– Lo que cacho de Drake es un video en el que alguien se dio la paja de buscar versos suyos y ver a quién le había robado las letras. Para los raperos es vital escribir letras propias. O era así, en realidad, es un concepto en decadencia que imperaba en los noventa, cuando crecimos, ahí era imperdonable que alguien te hiciera una letra. Eso era normal en el pop nomás, pero ahora a nadie le importa, y eso tiene ribetes éticos.

– Drake igual escribe parte de lo que hace, pero no todo…

– Pero el rapero, si bien es cierto que es un artista y que está cantando canciones que cuentan historias, no se puede despegar tanto de su personaje. Así era un rapero real, o al menos era así hasta hace diez años. Estos cabros con Instagram son el fenómeno totalmente opuesto, están todo el día actuando, es impresionante. A mí me da vergüenza ver a la gente que se graba en el teléfono y le habla a la cámara.

– ¿Te complica que se parezcan entre ellos?

– Me sorprende que a nadie le importe un pico que todo sea una copia, se copian los peinados, los videos, todo. No se trata de ser el más real, se trata de que, si vas a hacer arte, sé auténtico, sé honesto. Pero parece que tampoco están haciendo arte estos locos. Para ellos es un negocio, una canción es un comercial corto, un disco es un comercial largo. Yo soy fiel a la idea vetusta de que uno hace arte para expresar, para comunicar, para sentir, para encontrarse con otros, no para verse bien y ganar plata, cachai.

Nota: Horas después de despedirnos, Cevla me habló por Twitter para mostrarme lo primero que le apareció en su TL: un meme de Drake.

-9-

– ¿Dónde te ves en el panorama actual de la música urbana?

– Me veo produciendo o de ghostwriter (se ríe).

– ¿Solamente detrás del vidrio?

– Es que imagínate, yo a mi edad entre puros cabros con calugas, sexualmente atractivos. Qué vergüenza, no podría.

-10-

Cevla al fin logra atrapar a la mosca. Yo también capturé lo que quería. Doy por terminado el suplicio.

Andrés Panes

Deja un comentario